Animales

Cómo evitar que tu mascota se pierda

Pin
Send
Share
Send
Send


Nuestros perros nos dan grandes alegrías a diario y nos acompañan en los buenos y malos momentos. Son nuestra familia y por ello, uno de nuestros mayores temores al acogerlos es que puedan llegar a extraviarse. El saber que pueden sufrir algún daño, que puedan estar padeciendo hambre o sed o que no sepan volver a casa nos resultan momentos muy duros.

Sin duda, lo ideal es poner todos los medios a nuestro alcance para evitar que llegue a suceder. Por ello, si te preguntas cómo evitar que mi perro se pierda, en ExpertoAnimal te proponemos 6 consejos imprescindibles para evitar que vuestros peludos lleguen a extraviarse. ¡Síguelos!

1. Sistemas de >

Es la medida primordial que tenemos que tener en cuenta en el momento en el que nuestro perro llega a casa. Hay varios sistemas para identificar a tu animal de compañía, pero estos son los principales:

    Microchip: el chip para perros y gatos es un dispositivo (aproximadamente, del tamaño de un grano de arroz) que se implanta bajo la piel, es muy importante y obligatorio en muchos países, entre los que se incluye España. Debe ser implantado por un veterinario y dado de alta en la base de datos de tu región para que, en caso de que tu perro se perdiese, puedas recuperarlo. La información conten >

2. Educación y socialización

La etapa de socialización del cachorro es sumamente importante y determinará su comportamiento futuro tanto con miembros de su especie como con otras. Esta etapa está comprendida entre las 3 y las 12 semanas de vida y es en la que debemos esforzarnos especialmente para que nuestro cachorro interactúe con personas conocidas y desconocidas, con perros (mejor si son de confianza, que conozcamos y sepamos que son amistosos y que están correctamente vacunados y desparasitados, sobretodo mientras nuestro cachorro no haya finalizado su plan de vacunación).

También es la etapa en la que debemos acostumbrar al perro a diferentes estímulos, ruidos, entornos, etc, de forma que cuando sea adulto no reaccione con inseguridad y temeridad frente a los mismos. Si llevamos a cabo esta etapa de forma correcta, tendremos un perro seguro de sí mismo y que disfruta de nuestra compañía, creando un vínculo con él que será crucial para evitar que nuestro perro pueda escaparse. El primer paso para conseguirlo es que nuestro cachorro confíe en nosotros y a la inversa.

Además, será de gran ayuda que aprenda órdenes básicas, de forma que si se distrae o desorienta acuda a nuestra llamada. Es muy recomendable empezar con la orden de "mira", puesto que nuestro perro aprenderá que si le damos esa orden debe focalizar su atención en nosotros y nos da pie a enseñarle nuevas órdenes sabiendo que tenemos toda su atención. Otras órdenes muy importantes son "ven" y "quieto", que deberemos practicar mucho y en caso de que el perro se aleje, será la manera de que regrese a nuestro lado y estimulará su autocontrol cuando la distracción sea muy fuerte (por ejemplo, cuando abrimos la puerta de casa y no queremos que salga sin nuestro permiso).

Por tanto, debemos trabajar mucho con ellos el autocontrol, enseñándoles a que sepan estar tranquilos y estables ante situaciones que les resulten muy excitantes o que les generen ansiedad. Debemos asegurarnos que estamos cubriendo sus necesidades fisiológicas, físicas y emocionales antes de comenzar cualquier adiestramiento. Si no podéis lograr estos objetivos por vosotros mismos, acudid a un profesional cualificado para que os asesore.

3. Sistemas de contención dentro del hogar

Si disponemos de jardín, terraza o patio, lo más recomendable es instalar una valla perimetral que sea de un material resistente y con una altura acorde a la del animal. También es aconsejable que la base de la valla sea cemento o un pequeño muro para evitar que puedan escapar escarbando. Iremos haciendo el mantenimiento necesario de la instalación y reparando los daños que puedan ir apareciendo.

Dentro de casa, sobretodo tener presente el correcto estado de puertas y ventanas e intentar que el perro tenga "su lugar" en casa y enseñarle a que cuando salgamos de casa sea capaz de permanecer en su sitio, ya sea su cuna, transportín, sofá, etc. de forma relajada y que no intente escaparse cada vez que abramos la puerta de salida.

4. Sistemas de contención fuera del hogar

Ya fuera del hogar, también debemos valorar algunos sistemas de contención:

  • Por la calle: el collar o arnés y correa deberán ser de la mayor calidad posible, acorde a su edad, tamaño y actividad física. Por zonas urbanas siempre es aconsejable que vaya atado, puesto que es mucho más fácil que, aunque sepa ir a nuestro lado sin correa, pueda asustarse por un sonido fuerte o similar y su reacción sea la huída. En zonas rurales o zonas verdes, puedes considerar dejarlo suelto sólo si ya ha aprendido a estarlo y son zonas tranquilas y poco pobladas. Si no sabe ir suelto, puedes acudir a parques para perros, que son zonas valladas y controladas donde puede ejercitarse y socializar con otros perros.
  • En el coche: una vez más, será muy importante que los materiales de su transportín, arnés o sistema de retención que usemos sea de calidad. Además, debemos acostumbrar a nuestro animal a viajar en coche desde cachorro y le permita ir tranquilo, de forma que al abrir la puerta o el maletero, no salga disparado por ir muy asustado o excitado.

5. Castración

Más allá de las ventajas para la salud que pueda ofrecer esta técnica, la castración del perro es algo a tener en cuenta puesto que aunque nuestro perro sepa las órdenes básicas, esté equilibrado y relajado cuando nos vayamos de casa o estemos de paseo, debemos tener en cuenta que el olor de las feromonas que produce una hembra en celo es muy atrayente y difícil de controlar para ellos y tendrán mucha más tendencia al escapismo para intentar aparearse.

Una hembra en celo también tendrá más tendencia a escapar por el mismo motivo. Es por ello que es una decisión muy a valorar, puesto que si nuestro peludo se escapa para reproducirse, no sólo podemos perderlo o que le ocurra algo, como que lo atropellen, sino que además pueden darse camadas no deseadas con el consecuente riesgo de abandono y contribución a la superpoblación.

6. Otros sistemas

Existen dispositivos con tecnología GPS en el mercado que pueden acoplarse al collar del perro y van conectados al móvil de forma que podemos encontrar a nuestro amigo si llega a perderse. Incluso podemos establecer un perímetro de seguridad de manera que si el perro lo traspasa nos llegue un aviso al móvil y también nos informa de la actividad física del perro.

Por último, podemos encontrar collares y arneses con material reflectante o con luces tipo LED que son muy útiles en paseos nocturnos y/ o por la naturaleza.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo evitar que mi perro se pierda?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Los sencillos pasos que evitarán que tu mascota se pierda

Puede que hayas oído mil formas de proteger a tu perro, pero la realidad es que solo hay que seguir unos cuantos consejos para proteger a tu querido amigo.

Empieza por lo básico: colocar vallas más altas en tu jardín y por ponerle una chapa identificativa (aquí mismo puedes hacer tus chapas personalizadas).

Sin embargo, si buscas llevar la seguridad de tu mascota un nivel más allá, entonces sigue leyendo.

Asegura a tu mascota con una cerca o con una correa

Si tienes un patio o jardín, asegúrate de que esté bien adaptado a tu mascota. Por ejemplo, la mayoría de las veces en las que se pierde un perro, se debe a que el área no era lo suficientemente segura o el animal estaba desatado.

Aunque creas que tu mascota está bien adiestrada, la realidad es que eso no significa que tu mascota no se pueda perder o ser robada.

Cerca bien tu patio o átalo con una correa de seguridad. Si optas por la primera opción, asegúrate de que la cerca sea lo suficientemente alta como para que sea imposible saltarla Además, su profundidad también debe ser de unos 12 a 20 cm por debajo del nivel del suelo, ya que tu mascota podría excavar y salir.

Cuando salgáis a pasear, utiliza siempre una correa y nunca dejes a tu mascota sin supervisión. Es frecuente que los perros sean robados o heridos con la propia cuerda cuando se les deja solos con la correa.

Supervisa siempre a tu mascota

Una mascota perdida es una mascota que no estaba siendo supervisada.

Cuidar a tu mascota va más allá de poner una simple vaya en tu jardín. Significa no dejarla sola durante largos periodos de tiempo mientras estas afuera, o dejarla en el coche varias horas mientras tú haces otras cosas.

Gran parte de las veces, es el propio aburrimiento lo que hace que tu mascota se escape.

Opta por acomodarlo todo para que tu perro se sienta seguro y feliz antes de irte, o pídele a alguien que cuide de tu animal mientras estás trabajando.

¿Puedo evitar que mi mascota se pierda?

Existen muchos factores que pueden aumentar las posibilidades de que una mascota se pierda, por lo que como dueños debemos disminuir al máximo el riesgo. Por supuesto, hemos de tener presentes que los animales a veces pueden actuar de forma ‘irracional’ y, aunque tomemos todas las precauciones, algunos son muy hábiles y pueden escaparse.

Algunos consejos que pueden ser de gran utilidad para evitar que tu mascota se pierda mientras está de paseo son:

Ponle un microchip

Este pequeño implante contiene la información esencial que permitirá al veterinario o al refugio de animales la identificación de tu mascota con solo emplear un escáner.

La realidad es que son cientos los perros que desaparecen cada año y que son recuperados gracias a la tecnología de los microchips.

En caso de que alguien encuentre a tu mascota, podrá llevarlo a un veterinario o refugio de animales para que lean los datos de identificación alojados en el microchip.

1. Esterilízalo

Uno de los motivos por los cuales los perros machos se extravían es porque salen corriendo en busca de una hembra en celo. Su instinto es más fuerte que años de domesticación y aprendizaje, por lo cual no importa cuanto le hayas enseñado. Si tiene la posibilidad de aparearse, caminará kilómetros.

Para evitar que quiera escaparse o que se pierda cuando sale a la calle, la mejor opción es castrarlo o esterilizarlo. Este procedimiento es muy sencillo y modifica totalmente la conducta del animal: estará más tranquilo, menos agresivo y más obediente al aire libre.

2. Enseñar un llamado

Los adiestradores indican que este ‘comando’ debe ser enseñado cuando el animal es cachorro y mantener la práctica toda la vida. Para conseguir el efecto deseado, es fundamental no regañarle cuando se va lejos, sino felicitarle cuando regresa a tu lado.

Para empezar, llámale por su nombre cuando sea hora de la comida o durante el paseo. Si le has quitado la correa y el perro está corriendo o jugando feliz, no le llames únicamente para regresar a casa –con la correa– porque la próxima vez no acudirá. Así es, ya que identificará el llamado con que la diversión se ha acabado.

Adiestra a tu mascota

Las mascotas entrenados son menos propensas a acabar en un refugio, porque tienen un mejor comportamiento.

Capacítate para entrenar a tu mascota y consigue información valiosa acerca del mantenimiento y cuidado de tus animales que te resultará esencial para evitar que tu perro se pierda. De este modo, reduces los errores por descuido y consigues que tu perro obedezca a una serie de comandos.

Además de evitar su pérdida, con el adiestramiento consigues estrechar el vínculo con tu mascota, por lo que será más difícil que se aburra y decida ir en busca de diversión.

No obstante, aunque incluso con entrenamiento, muchas mascotas optan por seguir sus propios instintos, la comunicación con tu mascota mejora si la entrenas. Esto puede marcar la diferencia entre una mascota que juega contigo y permanece a tu lado, de la que se va para siempre de tu vida.

3. Llevar comida o juguetes

Una excelente manera de evitar que tu mascota se pierda es llamar su atención con algo que le agrada mucho. Por ejemplo, si sale corriendo a toda velocidad, dices su nombre y no regresa, utiliza la técnica de la comida (galletas, pienso, golosinas) o del juguete (su favorito, si es con ruido mejor).

Eso hará que el animal tenga ganas de regresar a tu lado para buscar eso que tanto le gusta. Y de esa manera, si se aleja y no puedes verle, será más fácil que acuda a tu llamado.

Utiliza una chapa identificativa

Una chapa de metal con la identificación siempre debe incluir al menos un número de teléfono de contacto.

Es verdad que puede resultar incómodo poner tu nombre o tu dirección en la etiqueta, pero esta información es crucial si tu mascota se pierde y alguien trata de ayudar a que la recuperes. En esta web puedes encontrar toda la información sobre chapas de metal personalizadas que puedes usar para proteger a tu amada mascota.

Conserva la información vital de tu mascota

Es recomendable que tengas algunos documentos básicos acerca de tu mascota que puedas consultar en cualquier momento.

Me refiero a su historial de vacunas y una fotografía en color. ¿La razón? Bien sencilla: si tu mascota desaparece, podrás recurrir directamente a estos documentos para pedir ayuda a ts vecinos, a los trabajadores de un refugio o a la policía. Todo sea por devolver a tu amigo a su hogar.

Ponle el microchip y una placa identificativa

Una de las primeras cosas que hay que hacer cuando un can llega a casa, es llevarlo al veterinario para que le implante el microchip. En él se se incluirán todos tus datos de contacto, para que en el caso de que el animal se extravíe y sea llevado a una clínica, puedan contactar contigo inmediatamente. Pero tiene un problema, y es que para saber si lo lleva puesto se le debe de pasar un detector de microchips, por lo que sólo puede servir en caso de que, como decíamos, se lleve a la clínica veterinaria.

Por este motivo, te recomiendo que además le pongas en su collar una placa identificativa. En el mercado hay muchos modelos (en forma de hueso, de corazón, de triángulo…), sólo tienes que elegir el que más te guste y grabar en ella, al menos, tu número de teléfono.

¿Es un perro nervioso? Llévalo siempre con la correa

Si tienes un perro nervioso o reactivo, que no se ha socializado bien, es importante que lo lleves siempre con la correa, ya que de lo contrario, en cuanto tenga oportunidad se irá en busca de otro can y se podría perder. Además, tampoco se puede llevar suelto si no termina de llevarse bien con todos los perros, es decir, si se siente incómodo o tenso con, por ejemplo, los machos, debe de llevar puesta su correa, por si acaso.

Suéltalo sólo en los lugares seguros

Puedes llevar a tu perro suelto siempre y cuando sea un animal sociable, que sabe convivir con otros perros y personas, y siempre que realmente confíes en él y sepas que no se va a portar mal. Y, por supuesto, sólo en lugares seguros, como puede ser un parque para perros.

Así no tendrás que preocuparte por nada 🙂 .

5. Soltarlo en espacios reduc >

Si eres de llevar a tu mascota al parque, mejor si este tiene un recinto canino, bien cercado y con puerta para evitar que se escapen los animales.

También sería una buena idea que si deseas quitarle la correa para que juegue y corra libremente, lo hagas en un espacio más reducido. Es decir, que no sea todo el parque, sino una parte. Así reducirás las posibilidades de que el animal se pierda.

6. Crear un vínculo

Debemos entender y recordar que nuestro perro es nuestro amigo y, por ello, es fundamental cuidarle como se merece. Si logramos crear un vínculo estrecho con nuestro can, habrá menos posibilidades de que intente escaparse de nuestro lado.

Jugar, darle cariño y prestar atención a sus necesidades son las mejores herramientas que tenemos a disposición para reducir al máximo la posibilidad de que una mascota se pierda. La comunicación visual es fundamental, por lo que debemos enseñarle a que nos mire a los ojos. Así captaremos su atención cuando sea necesario.

Siguiendo todos estos consejos, reducirás al máximo el riesgo de que tu mascota se pierda cuando salgáis de paseo.

Pin
Send
Share
Send
Send