Animales

Cómo hacer que mi gato sea más sociable

Pin
Send
Share
Send
Send


Enseñar a un gato adulto a ser sociable es mucho más complicado que enseñar a uno pequeño. Si queremos que nuestro gato sea sociable, no hay nada mejor que educarlo para ello prácticamente desde que nace. Si desde el primer día de vida se siente acompañado y no aprecia la distancia con su entorno, se acostumbrará a la compañía y la normalizará. Su primer contacto será con su madre y sus hermano, con los que aprenderá a comunicarse como hacen los felinos. Y será a partir de los tres meses cuando podrá ampliar ese círculo de relación y afecto a personas y a otros animales (si, por ejemplo, hay algún perro en la casa).

Tu gato también necesita contacto físico

Y que este contacto se haga con amor y cariño. El afecto es un arma poderosa, tanto para las personas como para los animales. Háblale despacio, con dulzura, y acaríciale siempre que puedas, siempre sin agobiarle y sin invadir su espacio. Puedes darle golosinas específicas para gatos, jugar con él, peinarle… todo esto hará que se sienta querido y empezará a mostrarse, de manera progresiva, cada vez más cercano.

Involucra a la familia

Es importante que toda la familia pase tiempo con el gato y colaboren a la hora de darle comida y mimos. Así os verá a todos como seres cercanos a él, protectores y amigos, y creará con vosotros un vínculo muy positivo y cercano. Encontrad cada día un momento para darle cariño, y aprenderá tanto a darlo como a recibirlo.

Una de las formas más efectivas de crear un vínculo fuerte con un gato es alimentándolo. Puedes tomar la cant >

Qué hacer cuando hay visitas

Si recibimos la visita de personas que no suelen ir a nuestra casa, nunca debemos obligar a nuestro gato a mostrarse sociable, porque seguramente no le apetezca. Es mejor esperar a que pase un rato y el gato se haya acostumbrado a la presencia de los desconocidos en el hogar. Entonces podemos cogerle en brazos y acercarlo con delicadeza a las visitas para que pueda olerlas. Luego cerraremos la estancia, si es posible, para que no se pueda ir y le dejaremos en el suelo. Puede que al principio busque un rincón para apartarse de la gente, pero poco a poco irá sintiendo la confianza suficiente para acercarse a vosotros.

No te olvides de jugar

Jugar ayuda a los gatos a desarrollarse no solo físicamente, sino también emocionalmente. Además necesitan jugar a diario, porque para ellos son muy importantes las rutinas. Aprovecha los momentos de juego para involucrar a la familia o para que se relacionen con otros animales que pueda haber en la casa. Busca juegos no invasivos, apoyándote en la gran variedad de juguetes para ellos que existen en el mercado, y que os harán pasar ratos de diversión, a la vez que se refuerzan vuestros lazos afectivos.

В© ВЎHOLA! Prohibida la reproducciГіn total o parcial de este reportaje y sus fotografГ­as, aun citando su procedencia.

Reportar un comentario

Tu mensaje ha sido enviado con éxito.

Tener un gato como mascota no es lo mismo que tener a un perro. Estos animales suelen ser más independientes, por lo que domesticarlos para que socialicen es una tarea complicada, pero no imposible. La edad clave para enseñarle a llevarse con personas ajenas al hogar es cuando están cachorros, pero se han visto casos donde no se adaptan por completo y a la hora de las visitas, tienden a aislarse o a ponerse agresivos, aquí te dejamos unos tips para evitar que esto pase:

Sé constante en su educación: para que él pueda familiarizarse, debes mantenerlo conviviendo con otras personas, niños, niñas y adultos, de esta manera, superará poco a poco su miedo al ver progresivamente a más personas. Una buena forma de acostumbrarlo, es acariciarlo con frecuencia, por supuesto sin agobiarlo, así sabrá que esto es una acción normal y se dejará tocar no sólo por ti, sino por otros.

No lo apures en su progreso: No lo agobies, respeta su ritmo de aprendizaje, es esencial tener en cuenta que no debes obligarlo a socializar si no desea, los gatos son sensibles al ruido y se asustan con facilidad, al obligarlos a estar en un ambiente ruidoso sólo por ‘acelerar el paso’, lo único que lograrás es que retroceda.

Sácalo a pasear de vez en cuando: cuando creas que esté listo, puedes hacerlo con una correa especial para gatos o incluso, si tienes un patio grande, puedes dejar que camine en los alrededores, aunque la idea es sacarlo a la calle, donde explore ambientes diferentes y vea nuevas personas.

Utiliza juguetes como estrategia: el uso de un juguete en específico podría servir como un objeto con el cual él se familiarice, así a la hora de que otros quieran jugar, no se sienta agobiado al tener una persona extraña acercándose, además, establecer un tiempo de entretenimiento, puede estimular su inteligencia.

Socialización temprana

Educarlo desde pequeño es la clave. Muchas personas intentan socializar a su gato adulto y es entonces cuando reparan en este detalle. Debemos acostumbrar a nuestro gato, desde que es pequeño, a estar rodeado y a convivir con otras personas y animales. Eso hará que se acostumbre a socializar de forma regular y que el gato rompa la brecha de la distancia desde bebé.

Si quieres que tu gato sea sociable, la mejor forma es educarlo de forma pronta teniendo en cuenta en la socialización, esfuerzos que van dirigidos a criarle como un gato cordial y abierto, dándole afecto y contacto positivo.

El proceso se inicia de forma natural desde el primer día de vida, cuando el gato se empieza a relacionar con su madre y, posteriormente, con sus hermanos. Eso le enseña cómo comunicarse según en lenguaje felino. Más tarde, alrededor de los tres meses, cuando será posible separarle de su progenitora, el gato debe seguir su socialización, relacionándose conperros, gatos, niños y adultos.

Utilizar el refuerzo positivo para atraerle y hacer la experiencia más positiva es sumamente importante. Involucra a todos los miembros de la familia en las actividades y dinámicas que se establezcan, no querrás que sólo sea sociable contigo y distante con los demás.

Vínculos sociales positivos

Haz que toda la familia pase tiempo con el gato. Permite que los vea como amigos, protectores y proveedores de alimentos, de esta forma el vínculo será positivo y agradable para él. Realiza rutinas diarias donde el propósito principal se base en que tu gato sea un animal más cariñoso y sociable. Quieres que te quiera, tanto como le quieres tu a él.

Una sugerencia podría ser darle de comer varias veces al día en pequeñas cantidades. No le pongas mucha comida una sola vez al día, sino tu gato no se dará cuenta de quién es la persona que, con tanto amor, le da de comer. Al hacerlo en diferentes ocasiones, estarás reforzando la idea de que eres tú quien lo alimenta. En el momento de colocarle la comida en el pienso, o al abrir una lata de comida húmeda, habla con él y coméntale que rico está lo que va a probar en breves. Prestar atención a los pequeños detalles es fundamental, ya que él se sentirá querido y atendido.

Amor y puro amor

El contacto físico que tengas con él procura que sea siempre con amor. Eso mejora cualquier relación. Juega con él, disfruta de su presencia y deja que él disfrute de la tuya. Háblale todo el tiempo, acarícialo y péinalo para que se acostumbre al contacto, eso sí, sin agobiarle. Respeta su espacio de seguridad y atráelo hacia a ti con palabras amables y golosinas.

Hazle sentir importante dentro de el núcleo familiar. Sin insistencia, haz que toda la familia pase tiempo cerca de su espacio a conversar o a jugar, al mismo tiempo que le prestáis atención pero dejando que él se acerque por su propio interés. Permite que interactúe con todos, grandes y chicos.

Si sigues todos estos consejos con mucha constancia y paciencia, verás como en poco tiempo, el gato pasará de ser distante a sociable y más tarde a cariñoso. La relación pasará de ser distante a muy cercana. Todo es progresivo, este puede ser un proceso que dura días, semanas o hasta meses.

Hora de jugar

Todo lo que tenga que ver con actividades y juegos, promueve que el gato sea más sociable, tenga más interacción con otras personas, mejore su inteligencia y contribuya al desarrollo de la curiosidad. Es básico para los gatos jugar un buen rato al día, y mejor aún, si lo hace en compañía de la familia u otros animales amigos, además, de ser una excelente forma de fortalecer vínculos.

No intentes presionar al gato con juegos que puedan resultar un tanto invasivos. Por ejemplo, los gatos, a diferencia de los perros, no les gusta mucho que les persigan. Tu mascota puede sentirse acorralada y hasta con temor. Mejor descubre los diferentes juguetes para gatos que existen en el mercado y que mejor se adapten a él.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para hacer que un gato sea más sociable, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

¿Cuál es la raza de gatos más cariñosa?

Es una pregunta que muchos se hacen antes de comprar un gato, pero en realidad lo importante es cómo lo vayas a educar. Los gatos siameses, los ragdoll o los persa son identificados habitualmente como razas mansas. Frente a razas de gatos cariñosos, nosotros te proponemos que tengas claro qué has de hacer para educar bien a tu gato.

Consigue un gato más sociable

Para conseguir que los gatos sean tranquilos y cariñosos, acostúmbralo desde pequeño tanto a la presencia de personas como de otros animales. Esto es especialmente importante si planeas tener otra mascota próximamente. Existen varias señales de que a un gato le cuesta socializar: por ejemplo, si evita subirse sobre nosotros, si prefiere siempre estar solo o si se enfada con frecuencia.

¿Qué hacer en estos casos? En primer lugar, hay que tener paciencia y dejarles que poco a poco ganen la confianza que les falta. Si un gato ha estado solo durante las primeras semanas de vida, será más difícil socializarlo que aquel que haya estado siempre en contacto con personas. Con todo, existen algunas rutinas que pueden ser útiles a la hora de sociabilizar un gato:

Para conseguir un gato más sociable es importante darle seguridad

  • Alimentarlo con frecuencia en pequeñas cant >Un gato más sociable es un animal que se siente seguro #mascotasfelicesClic para tuitear

En resumen: si quieres que tu gato sea más cariñoso y sociable, has de permitir que se sienta tranquilo y seguro en casa, sin obligarle a recibir mimos y dejando que tome la iniciativa a la hora de querer tu compañía. Acostumbrándolo así desde el primer día verás cómo no rehúye la presencia de otras personas y conseguirás que viva más feliz.

Pin
Send
Share
Send
Send