Animales

9 mitos sobre el baño de los perros, ¿Los conocías?

Pin
Send
Share
Send
Send


Cada cuanto hay que bañar a un perro es una pregunta muy común que se hacen muchos propietarios. La respuesta es sencilla: lo >

Para bañar a un animal de compañía, es imprescindible utilizar champús especiales para perros que no tengan agentes irritantes en su composición y que estén adaptados a su pH de la piel, que es diferente al de los humanos.

"El tipo de champú que debemos utilizar en nuestro perro variará dependiendo del tipo de pelo, condiciones en las que esté y acabado que queremos dar. Pero cualquiera de ellos debe reunir unas cualidades obligatorias sobre el pH. Este debe estar entre 7 y 7,5. Otra de las cualidades a tener en cuenta es la calidad: debemos utilizar champús creados con bases de siliconas que protegen el pelo y la cutícula, las bases de aceites pueden perjudicar en el futuro la piel de nuestro perro. Y, lo más importante, debemos acondicionar debidamente y siempre el pelo de nuestro perro, eso permitirá mantener una piel y un pelo sano y brillante", recuerda Miki Lluch Blanco, director del departamento de formación, cosmética y gestión de las peluquerías caninas Luzcan en Tiendanimal y campeón de España en Peluquería canina del año 2016 y 2018. "Este bálsamo que se aplica tras el aclarado podría asemjarse a una mascarilla para nosotros", añade Ana Anglada, veterinaria miembro de la junta de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC).

Por otro lado, "existen champús específicos para pieles dañadas o evitar problemas, así como productos en forma de spray cuyo principal cometido es crear un efecto calmante, evitando irritaciones o eliminándolas, ya sea por cepillados con excesiva fricción, cuchillas que rasuran en exceso o por un problema de piel por enfermedad", señala Miki Lluch.

¿En qué consiste el baño en seco?

El baño en seco es un tipo de lavado que puede aplicarse en perros mayores o enfermos o en circunstancias que requieran rapidez. "El champú en seco es un tensioactivo que sólo debemos utilizar en ocasiones extremas, ya que no da la misma calidad y eficacia que los champús tradicionales. El efecto es simple: aplicamos la espuma en el pelo, esa espuma envuelve la suciedad mientras dejamos secar y, una vez seco, cepillamos eliminando la espuma conjuntamente con la suciedad", explica el peluquero canino.

¿Puedo bañar a un cachorro?

Sí, por supuesto. Pero "lo >

Por otro lado, la temperatura del agua debe ser templada y el champú especial para cachorros. Si vamos a bañarle en casa, podemos utilizar un barreño con una una toalla o una alfombrilla en el vaso y así evitar que se resbale y coja miedo. "Evitar que tenga una mala experiencia es esencial", advierte la veterinaria. "Si el primer baño es estresante, será un suplicio el resto de su vida. Por el contrario, si la primera vez se le trata con cariño, juegos y haciendo que sea una experiencia buena, no tendrá ningún problema de adulto. De ahí que la elección de la peluquería sea, también, un aspecto importante a la hora de bañar a un perro", apunta.

Trucos para evitar el miedo al agua

Como hemos mencionado, debemos intentar que el baño sea relajante para que no se convierta en una tortura para nuestro animal de compañía. Con estos trucos podrás reducir su angustia:

  • Juega con él. Antes de introducirle en la bañera o en lugar donde vas a bañarle, dedica un momento al juego y haz que el baño sea una continuación de éste.
  • Palabras amables. Mientras estés bañando a tu mascota, háblale con suav >Lee: Alimentos que pueden ser malos para tu perro

В© ВЎHOLA! Prohibida la reproducciГіn total o parcial de este reportaje y sus fotografГ­as, aun citando su procedencia.

1. No es necesario bañar a las mascotas, ¡los animales salvajes no se bañan!

Vale, es cierto que los animales salvajes no tienen bañera. ¡Pero esto no significa que no se bañen! Cuando los animales se encuentran en la naturaleza en estado salvaje tienen otros métodos de limpieza, como revolcarse en el barro, que es un repelente natural contra parásitos, o bañarse en ríos, o lamerse.

Pero es que los animales domésticos no son como los salvajes. Para empezar, porque su entorno es diferente, y también lo es el efecto que este entorno tiene sobre ellos. Por ejemplo, la polución de las ciudades, llena de partículas tóxicas, se deposita sobre sus cuerpos día tras día. ¡Bañarlos es esencial para su salud!

2. Los perros no necesitan bañarse a menudo

No tanto como nosotros, eso es verdad. De hecho, bañara a un perro todos los días sería nefasto para su piel. El baño de los perros no debe ser muy seguido, pero sí regular.

Cada perro tendrá una necesidad distinta de baño, afectando a la periodicidad: depende su pelaje, su entorno, su estilo de vida… ¡Montones de cosas! Si quieres saber cada cuánto conviene bañar a tu perro, lo mejor es que consultes nuestro artículo sobre el tema.

(Foto via: misaqimales)

4. Bañar a los perros afecta a su piel

Los perros tienen una capa de grasa en su piel de forma natural. Esta les sirve para mantenerse bien hidratados y también como protección contra agentes externos y parásitos.

Sin embargo, te aseguramos que la grasa de su piel no correrá peligro si bañas a tu perro con un champú de calidad y apropiado a sus necesidades. Quitará la suciedad y la grasa natural de su piel permanecerá limpia, fuerte y sana, dejando un pelo envidiable.

5. El baño de los perros provoca otitis

Si bañamos al perro con cuidado, no tiene por qué ocurrir ningún accidente, ni entrarle agua en los oídos. Sólo asegúrate de no dejar restos de champú en sus orejas y lavarlo con cuidado.

Te recomendamos que pongas bolitas de algodón en sus orejas para evitar que entre agua. ¡No te olvides de retirarlas cuando acabes el baño!

(Foto via: perrosamigos)

6. Después del baño, hay que secar con secador

Es una opción si es invierno, para que tu perro no coja frío. Pero el secador no es esencial, de hecho a la mayoría de los perros les da miedo.

Si la temperatura lo permite, lo mejor es que seques a tu perro con una toalla lo máximo posible y dejes que termine de secarse al aire. Eso sí, en un lugar cálido y resguardado. ¡No salgas a la calle con el perro mojado!

7. El champú antipulgas es suficiente para tratarlas

Lo más probable es que no… No esperes que las pulgas desaparezcan a la primera aplicación, necesitará repeticiones y además complementarlo con otros tratamientos, como las pipetas.

Por otro lado, no tiene sentido que utilices champú antipulgas si tu perro no tiene. La mejor prevención es llevar siempre al día sus desparasitaciones.

(Foto via: misanimales)

9. El baño de los perros es mejor en peluquería canina.

Es cierto que en una sesión de peluquería se profundiza más, pero si vas a llevar a tu perro a una peluquería canina, asegúrate de que usan productos de buena calidad y que el trato es el correcto.

Por otro lado, recuerda que allí van a utilizar secadores de pelo… Si le preguntas a tu perro, ¡seguro que prefiere no ir! 😉

Esperamos haber despejado tus dudas sobre el baño de los perros, pero recuerda que si tienes alguna pregunta o sugerencia, siempre puedes dejarnos un comentario. ¡En Wakyma queremos lo mejor para ti y tu mascota!

1-Si los animales salvajes no se bañan, no hace falta que nosotros bañemos a nuestras mascotas

En estado natural, los animales suelen resolver la cuestión de la limpieza con un buen baño de barro, que los libra de parásitos. Pero en las ciudades, donde abundan la polución y los tóxicos, el baño de los perros no es solo una cuestión de estética, sino también de salud.

2-A los canes no hay que bañarles seguido

Lo másrecomendable es que el peludo sea higienizado con cierta regularidad. Cada cuánto tiempo hacerlo, dependerá de muchas cosas, entre ellas, las características de su pelaje. Consulta al veterinario qué es lo más adecuado para tu mascota. Además, los perros que padecen enfermedades en la piel o alergias requieren baños más frecuentes y con productos específicos.

Hay muchos mitos circulando en relación al baño de los perros. Te contamos cuáles son para que evites errores y puedas cuidar mejor la piel y el pelaje de tu amigo de cuatro patas.

3-Bañar a un can daña el pH de su piel

Esto solo ocurre si no utilizas un champú adecuado para perros. Así que no lo asees con cualquier champú. Humanos y perros tenemos pH distintos. Ni se te ocurra, entonces, usar tu champú para bañar a tu peludo. Mejor consulta, una vez más, con el veterinario para que te asesore sobre la mejor opción para tu mascota.

4-El baño les hace perder grasas naturales de su piel

Salvo que te excedas en el aseo de tu amigo de cuatro patas, esta cuestión no será un problema, sobre todo si usas un champú específico y de buena calidad. El baño removerá impurezas y otras sustancias que deben ser eliminadas para que tu perro luzca un pelaje envidiable y tenga una piel sana.

5-Le dará otitis por el agua

Si no ocurre un accidente o un descuido, no tiene por qué entrarle agua en los oídos a tu mascota durante el baño. Por ende, no debería darle otitis. Presta atención y retira con cuidado los restos de champú de las orejas de tu perro. Y, si se introduce agua en sus oídos, consulta al veterinario.

7-El champú antipulgas alcanza para eliminar a estos molestos parásitos

Aquí también depende de la regularidad con que bañes a tu peludo. No pretendas que con un sola aplicación esos molestos bichitos lo abandonen. Para lograrlo, seguramente deberás complementar el tratamiento con otros productos. Por ejemplo:

Además, si tu peludo está libre de estos parásitos, no es necesario que utilices un champú antipulgas.

8-A los canes les encanta que les bañen con una manguera

Excepto que haga mucho calor y el sol pegue de pleno, no se te ocurra bañar al peludo con agua fría con la manguera del jardín. Lo más probable es que enferme. Salvo que las altas temperaturas imperen, báñalo con agua tibia y en un lugar retirado del frío y de las corrientes de aire.

9-El baño de los perros resulta mejor en una peluquería canina

Esta afirmación no es del todo cierta. Antes de dejarlo en otras manos, asegúrate de que utilicen productos adecuados y traten bien a tu mascota. Además, recuerda que para secarlo lo someterán a extensas sesiones con el secador de pelo. Y eso es algo que, salvo excepciones, tu peludo detesta.

Pin
Send
Share
Send
Send