Animales

Consejos para cuidar los dientes de tu perro

Pin
Send
Share
Send
Send


La limpieza dental de su perro es esencial en su día a día. En nuestras manos está el prevenir sus dolores al masticar un hueso, evitar trastornos en la digestión alimenticia, alteraciones en las válvulas del corazón o problemas cardíacos, infecciones que podrían ser realmente graves en órganos como los riñones, evitar el mal aliento consecuencia de la infección bucal, etc. Un simple gesto, unos minutos de nuestro tiempo pueden ser de gran ayuda.

A veces esos cuidados no son suficientes con la pasta de dientes o cepillo y por ello se recomienda una vez al año acudir al veterinario y que sea él el que dictamine si nuestro perro necesita una limpieza más en profundidad. Como decimos el cuidado de su boca influye en su estado general y puede mejorarlo. Por el contrario, el descuido y la falta de atención hacia su salud dental puede traer consecuencias fatales. Hay centros veterinarios que ofrecen campañas y ofertas de higiene bucal canina como es el caso del Centro Veterinario La Salut en Barcelona (93 2105702), el Hospital Veterinario Cruz Cubierta en Valencia (96 3786830), El Olfato (91 8482058) o El Centro Veterinario Víctor de la Serna (91 4150972). Todos los veterinarios consultados respecto a este asunto recomiendan realizar una limpieza en boca a partir de los 8 años y, posteriormente cada 2 , dependiendo del criterio del facultativo y del estado en que se encuentre la boca del animal.

Dientes de leche

Los cachorros tienen 28 dientes, de leche. Cuando llegan a la edad adulta tienen 42: seis incisivos, dos caninos, ocho premolares (en la mandíbula inferior y en la superior), cuatro molares en la mandíbula superior y seis en la inferior. Los cachorros cambian su dentadura entre los 5 y los 9 meses de vida pero, a diferencia de lo que ocurre en los niños durante este periodo de cambio de los dientes de leche por los definitivos, en el caso de los perros este proceso pasa desapercibido, ya que en muchas ocasiones el cachorro se traga la pieza a sustituir. Durante el primer año de vida tu cachorro se enfrenta a grandes cambios dentro de su boca, siendo la muda de dientes una de la principales molestias.

A partir de las primeras dos o tres semanas de edad, los dientes de leche empiezan a salir a través de las encías, comenzando por los incisivos, seguidos de los dientes caninos y finalmente los premolares. Todos los dientes de leche deben estar en su respectivo lugar alrededor de las ocho semanas de edad. Durante el tiempo de muda las raíces de los dientes de leche se comienzan a reabsorber y comienzan a aflojarse y caerse. Esto deja un espacio para que los dientes permanentes comiencen a brotar normalmente. Al igual que con los dientes de leche, los incisivos permanentes son los primeros en entrar, seguido de los dientes caninos y los premolares. Los últimos dientes en salir en el conjunto de los adultos son los molares. Los cachorros no tienen molares, por lo que hay menos dientes de leche. Existen muchas maneras de ayudar a un cachorro en el proceso de dentición. A imagen y semejanza que en los humanos desde el primer momento hay que controlar la evolución de sus dientes. La observación es la mejor forma de prevención de males mayores. Cualquier diente de leche que no cae o se resiste a ello puede dar paso a los llamados «dientes de leche retenidos» o tener dos dientes en un espacio destinado a uno solo son algunos casos. ¿Cómo saber cuándo cambian los dientes los perros? Este proceso, por lo general, suele pasar desapercibido para los humanos, la señal de aviso de ese «cambio dental» en los perros porque suelen morder con más frecuencia cualquier objeto que encuentran.

Cepillo y pasta

Los perros necesitan acostumbrase al cepillado dental muy gradualmente, y hay que asegurarse de que aprendan a disfrutar de la experiencia. Cada perro es único y el entrenamiento debe adaptarse a su ritmo. Hay que tener cuidado al introducir los dedos en la boca del perro. No es aconsejable hacerlo en perros agresivos o perros con tendencia a morder. Como en el caso del baño una buena primera experiencia es motivo para hacer las cosas correctamente. Hay que armarse de paciencia y con calma y sin nervios podremos conseguir nuestro objetivo. El animal lo debe tomar como un juego y nunca como un castigo. He aquí algunos trucos. Cada etapa dura por lo menos cinco minutos y debe repetirse durante cinco días antes de pasar a la etapa siguiente. Ojo la pasta a emplear no debe ser de uso humano en las tiendas de mascotas y grandes superficies las encuentra como Pasta Trixie (2,15€) o el Spray dentrífico Dentican (6,19 €). Los cepillos los puede encontrar como SET que incluye masajeador dental Yes! PH (2,99 €) o el set de higiene dental Trixie (4,99 €).

¿Por qué cu >

Al igual que ocurre con los humanos, los dientes de tu perro se van deteriorando con el paso del tiempo si no reciben el cuidado necesario, lo cual propicia la aparición de mal aliento, placa y sarro, además de que corres el riesgo de que los dientes del perro se astillen o de que desarrolle algunas infecciones, como gingivitis y periodontitis. Estas enfermedades provocan malestar y agresividad en tu amigo peludo, así como poner en riesgo su vida.

Seguramente te estarás preguntando por qué los perros necesitan cuidarse los dientes si, en teoría, se trata de animales capaces de vivir en estado salvaje. Sin embargo, debes tener en cuenta que esto era así en el pasado, cuando una dieta basada en carne cruda, hueso y cartílagos mantenía los dientes del perro sanos y fuertes, mientras que con la domesticación y los alimentos que le ofreces en casa han surgido otros problemas.

Usualmente, el perro de tamaño medio, grande y gigante empieza a sufrir de sarro y placa a partir de los 3 años de edad, mientras que el can toy o pequeño suele empezar a desarrollarlo antes. En cualquiera de los casos, implementar una rutina de higiene temprana es crucial para evitar este tipo de inconvenientes.

Mantener la higiene dental del perro

Son distintas las opciones que tienes para cuidar los dientes de tu perro, y es necesario utilizar más de una para lograr una correcta higiene y conseguir, así, cuidar los dientes de tu perro:

    Alimento de cal >

Introducción del cepillo de dientes para perros

•Prepare el cepillo con agua y pasta de dientes

•Deje que el perro lama un poco de pasta del cepillo

•Con suavidad, sujete el hocico del perro para que deje de lamer

•Empiece a cepillar suavemente sólo los colmillos, con movimientos verticales y con el cepillo de dientes en Angulo hacia la línea de la encía, lleve el cepillo desde la encía hasta el extremo del diente

•En esta etapa, evite cepillar los incisivos ya que éstos constituyen la zona mas sensible de la boca

Creando hábitos

A ningún perro, en principio, le gustará que trates de meter tus dedos en su boca, allí radica la importancia de acostumbrar al can a la rutina del cepillado desde cachorro. Los dientes de tu cachorro no aparecerán por completo hasta que tenga alrededor de 6 u 8 meses, pero el entrenamiento para el cepillado puede comenzar antes.

Desde pequeño y durante unos 5 minutos todos los días, trata de acostumbrar a tu cachorro a que manipules su boca, introduciendo delicadamente tus dedos y frotando sus dientes con delicadeza. Le fastidiará, pero pronto lo sentirá como normal.

Cuando la dentadura esté completa, podrás comenzar con un cepillo de cerdas suaves. Si tu perro ya es adulto llevará un poco más de tiempo habituarlo a esto, pero no te rindas y ten paciencia.

Recomendaciones generales para cu >

Además de los consejos anteriores para cuidar los dientes de tu perro, te aconsejamos que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Siempre utiliza un cepillo de cerdas suaves fabricado para perros. Recuerda cambiarlo cuando sea necesario.
  • Jamás utilices pasta de dientes para humanos, pues el alto conten >

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para cuidar los dientes de tu perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Higiene dental.

Conseguir los dientes adultos

La mayoría de los cachorros pierden sus dientes de leche entre tres y seis meses y durante este tiempo tienen que vivir con algunas molestias, muchas como aquellas de los bebés cuando están en la dentición. Masticar es forma para tu perro de aliviar el dolor, así que trata de ofrecerle juguetes de masticar, que pueden ayudarlo.

Cuando tu cachorro llega a seis meses, sus 28 dientes de leche deberán sustituirse por una serie completa de 42 dientes adultos. Durante una de las revisiones regulares del cachorro, tu veterinario verificará que todos los dientes de leche han caído y los dientes adultos los substituyen.

Cu >Como nosotros, los perros tienen los mismos problemas de placa y sarro causados por bacterias que pueden conducir al halitosis, pérdida de los dientes, comer de la dificultad y otras condiciones potencialmente graves para la salud de las encías. y el mal aliento. La placa es un depósito blando, de color crema que se forma en los dientes y debajo de la línea de las encías. Se convierte en sarro cuando los minerales de la saliva del animal entran en contacto con la placa.

La mejor manera de evitar enfermedades dentales es prevenirlas, tan fácil como eso. Medidas preventivas realizadas en casa son vitales para asegurar que tu perro tenga los dientes sanos.

Se aconsejan los 3 D de Cuidado Dental:

    Cepillado diario – Cepillar los dientes de tu perro es una forma muy efectiva para remover la placa de la línea de las encías de tu perro. >Alimentación EUKANUBA *Una forma de croqueta especial con DentaDefense para mantener los dientes limpios y sanos.

Alimentación de calidad para unos dientes blancos

Para conseguir que nuestro perro tenga unos dientes blancos y sanos en realidad no hay que hacer mucha cosa, tan sólo darle una alimentación de calidad, ya sea Barf, Dieta Yum, Naku, o piensos como Orijen, Acana, Instinct o Taste of the Wild entre otros. ¿Por qué? Porque es un tipo de comida que no deja rastro una vez que el perro se la ha tragado, ya que se ve obligado a masticarla y, al hacerlo, sus dientes se fortalecen y se limpian.

Proporciónale juguetes resistentes

Especialmente durante la etapa de cachorro, tu peludo necesitará juguetes que resistan sus mordiscos pero que a la vez no sean demasiado duros. Por ello, se le debe de dar mordedores para perros, los cuales están diseñados para calmar el dolor que pueda sentir por la aparición de los dientes definitivos y, a su vez, para mantenérselos limpios.

Llévalo al veterinario a hacerle una revisión

Las revisiones anuales servirán para identificar y tratar cualquier problema buco-dental que pueda tener el animal, así como a prevenirlos.

Con estos consejos, tu amigo tendrá una dentadura sana. 😉

Cepillo de dientes (dientes posteriores)

•Como en la etapa anterior, comience cepillando los caninos(movimientos verticales)

•Avance suavemente a lo largo de los dientes posteriores a los caninos realizando un movimiento circular. No llegue más allá del punto en que el perro se sienta comodo

•Cepille los 2 lados de la boca

Cepillo de dientes (todos los dientes)

•Igual que antes, comience cepillando los caninos y a continuación los dientes posteriores y termine con los incisivos

•Sujete el hocico del perro para mantenerle la boca cerrada y con suavidad levante el labio superior, con el índice y el pulgar rodeando el hocico, para descubrir los dientes incisivos. Muchos perros son sensibles y pueden estornudar cuando se les cepillan los dientes incisivos

•Cepille suavemente los dientes anteriores mediante movimientos verticales (igual que con los caninos). Gradualmente, aumente el tiempo de duración del cepillado.

•Para una protección máxima, hay que cepillar los dientes todos los días.

Juguetes saludables

El cuidado diario de la salud dental de nuestras mascotas es importantísimo para mantener su higiene y salud global. En TiendAnimal, Kiwoko y en establecimientos y grandes superficies como la tienda de mascotas de El Corte Inglés usted puede encontrar una amplia gama de productos destinados directa o indirectamente a la salud bucal de nuestras mascotas. Cepillos y pastas de dientes, limpiadores y sprays, juguetes y snacks dentales. Un ejemplo de ello es el limpiador Sano & Bello de Bayer (6,99 €). Esta golosina contiene láminas masticables realizadas con piel de buey para mantener limpia la dentadura del animal. Además previene y elimina la formación de sarro de forma natural. Incluye entre sus componentes espirulina, un alga especialmente reconocida por su gran contenido en vitaminas, minerales, oligoelementos y, sobre todo, proteínas altamente digestivas.

Si su perro tiene predilección por los muebles y objetos de la casa usted puede entretenerlo con Tasty Bone es un mordedor para dentaduras delicadas y tiene sabor a pollo o queso (3,95€). También está Snack Criadores Dental (5,99 €). Se trata de unos palitos con sabor a pollo que ayudan a mantener los dientes de la mascota limpios y sanos.

No podemos olvidarnos de los juguetes dentales. Estos además de entretenerles y divertirles son saludables. No solo porque favorecen que su mascota haga ejercicio físico o desarrolle su capacidad mental, sino también porque mantienen sus encías y dientes en buen estado. Es el caso de TK-Pet (12,29 €), una divertida pelota de rugby que está diseñada especialmente para poder satisfacer el instinto mordedor de su mascota. Kong Mordedor para detinción Teeling Stick (4,45€). Fabricado con una goma especial que es la solución perfecta para aliviar la necesidad de morder que se produce en los cachorros mientras cambian los dientes. Snack Dental Sticks 3 in1 Vitakraft (1,89€) o Snack Pedigree Dentastix (para diversos tamaños de perro) desde 5,79€. También está el Hueso dental Greenies (1 €), este último mantiene la salud dental en perros miniatura de entre 2 y 7 Kg ya que combate el sarro y refresca el aliento. Por último, tras el éxito de Dentalife en los formatos para perros de raza pequeña, grande y mediana, Purina lanza ahora Dentalife Mini, el stick dental para cuidar la higiene bucal de los perros de raza más pequeña. Alrededor de un 20 por ciento de los perros en España son de raza mini, cuyas bocas son más pequeñas y pueden ser más vulnerables a la acumulación de sarro y placa.

1. Cepilla sus dientes

Antes que nada, debes recordar que la anatomía del perro es diferente a la nuestra y, por ende, necesita un cepillo de dientes y un dentífrico especiales –se consiguen en la veterinaria o tiendas de mascotas– para evitar problemas adicionales.

El cepillo se adapta a las necesidades de la boca del animal y la pasta no le provoca indigestión ni dolor de estómago. El mejor momento para comenzar a cepillarle los dientes a la mascota es antes de los cuatro meses, ya que lo tomará como un juego y mantendrá esa ‘idea’ toda la vida.

Si tu perro ya es más grande, igualmente puedes empezar hoy mismo, con cuidado y lentamente hasta que se acostumbre. No debe tomarlo como algo malo, sino como un momento divertido.

Cómo cuidar los dientes de mi perro

Siguiendo unas pautas básicas de cuidado bucal, podrás evitar casi completamente las enfermedades dentales de tu perro:

    Los piensos secos son mejores para el consumo diario, ya que son abrasivos y mantienen limpios los dientes. Es conveniente que des de comer a tu perro sólo una o dos veces al día. Si tu perro consume com >¿Puedo utilizar mi pasta de dientes para mi perro? Alternativas para limpiar los dientes de mi perro

Rotundamente, no. Los dentífricos que nosotros utilizamos, tienen flúor, el cual es tóxico para los perros. Existen dentífricos formulados específicamente para ellos, por lo que lo mejor es que elijas uno que sea especial para perros o que la fabriques una casera en tu casa.

En el mercado encontrarás diversas pastas dentífricas para perros. Son comestibles, por lo que no provocarán problemas a tu perro si las ingiere. Algunas contienen abrasivos, generalmente calcio y silicatos. Otras utilizan agentes oxigenantes que impiden la proliferación de bacterias anaerobias. Algunas llevan clorhexidina, que se un agente antibacteriano y antiviral. O ascorbato de zinc, para las enfermedades gingivales. Consulta a tu veterinario para escoger la pasta más adecuada para tu perro.

El cepillado con pasta dentífrica es muy adecuado para eliminar el sarro. Al principio, puedes limpiarle los dientes con un dedo envuelto en una gasa sobre la que aplicarás el dentífrico, o bien utilizar un guante de dedo para perros, que consiste en una pequeña funda que te colocarás en el dedo. De esta manera, llegarás fácilmente a todos los rincones. El resultado es similar al obtenido con el cepillo y permite el uso de dentífrico.

También existen enjuagues bucales específicos para perros. Son productos antisépticos que combaten el sarro, la placa y el mal aliento

Los juguetes dentales para perros también son una buena opción para limpiar sus dientes, sobre todo si se combinan con un dentífrico específico para ellos. Uno de los más conocidos es Bristly, ya que está especialmente diseñado para la limpieza dental. Este juguete dispone de unas cerdas similares a las de los cepillos y guantes de dedos, con una cavidad en la parte superior para añadir la pasta de dientes. El perro lo utilizará como mordedor, limpiándose los dientes mientras se entretiene.

Las pelotas dentales están diseñadas para limpiar los dientes y las encías de tu perro mientras juega. Algunas, contienen un producto mentolado que ayuda a mantener el aliento fresco.

Los snacks dentales son buenos para eliminar restos de comida que hayan quedado entre los dientes, pero no son tan efectivos como un cepillado. Utilízalos como premio y como complemento al cepillado, pero no como sustituto al mismo.

Los huesos dentales permiten mantener la higiene dental del perro. Además, tu perro estará encantado royendo estos huesos. Utiliza productos diseñados para ellos y específicos para el cuidado bucal. En el mercado encontrarás diferentes opciones, desde huesos hechos con cuero hasta astas de ciervo. Consulta con tu veterinario sobre la alternativa más conveniente para tu perro.

Si tu perro tiene una enfermedad periodontal o gingivitis, tu veterinario tendrá que realizarle una limpieza bucal en la clínica. El tratamiento es sencillo, pero requiere anestesia general.

Cómo preparar un dentífrico casero

Existen multitud de recetas para preparar un dentífrico casero para tu perro, que sea natural, económico y no dañino para tu compañero. La más habitual se elabora con bicarbonato.

Para hacerla, mezcla una cucharada de bicarbonato sódico con una cucharada de agua hasta lograr una pasta homogénea. El bicarbonato previene el mal aliento, limpia y blanquea el esmalte. Si le añades alguna hierba aromática que no sea dañina para tu perro, como la menta, ayudarás a combatir el mal aliento.

Enfermedades periodontales en los perros. Gingivitis, sarro y periodontitis.

Las enfermedades periodontales son muy habituales en los perros. Inicialmente, se forma sarro, el cual puede provocar una gingivitis, que es una inflamación reversible de las encías. Si la gingivitis avanza, puede ocasionar la periodontitis, inflamación de las estructuras más profundas en que se alojan los dientes.

El tratamiento consiste en evitar el progreso de la gingivitis y retrasar el progreso de la periodontitis en caso de haberse producido. Por ello es muy importante realizar un chequeo anual de la boca de nuestro perro.

La gingivitis es el primer paso en las enfermedades periodontales de tu perro. En la gingivitis, el sarro se acumula produciendo puntos en los que la encía se separa de los dientes, lo cual crea pequeñas bolsas donde se acumulan las bacterias y restos de alimento. Si no lo limpiamos, las bacterias continúan alimentándose y reproduciéndose, llegando a provocar una inflamación de las encías que denominamos gingivitis.

El sarro está compuesto de sales de calcio, restos de alimentos, bacterias y otros materiales orgánicos. Cuando comienza a depositarse, es blando y amarillento. En esta primera etapa, se conoce como placa dental. Con el tiempo, la placa se endurece y se forma el sarro, que se acumula en las superficies dentales, especialmente en el lado externo (por el carrillo), en los premolares y molares superiores.

Esta acumulación provoca la inflamación de las encías. Algunas razas, como los Caniches y perros de raza pequeña, así como los braquicéfalos y los perros mayores de 5 años, acumulan el sarro con más facilidad.

Se ha observado que los perros que consumen pienso seco y mastican huesos o galletas específicos para perros, acumulan menos sarro que los que consumen alimento de lata.

La gingivitis produce halitosis (mal aliento). Las encías aparecen inflamadas y pueden sangrar. Si la gingivitis avanza, se produce la periodontitis. Cuando la gingivitis ataca el cemento y la membrana periodontal, las raíces del diente se infectan, el diente cede y acaba por caer. El proceso es doloroso. Puedes observar que, aunque el perro parezca tener hambre, coma de mala gana e hipersalive.

Para eliminar todo el sarro y la placa dental, tu veterinario tiene que proceder a realizar una limpieza bucal completa. Es necesaria anestesia general. En casos de periodontitis avanzada, puede ser necesario extraer los dientes del perro. Seguramente le administrarán antibióticos y tu veterinario te recomendará una serie de cuidados a realizar en casa.

2. Dale com >

El pienso, entre otras cosas, sirve para actuar como un cepillo de dientes, y para eliminar la placa acumulada entre las muelas y los colmillos. El hecho de masticar comida con cierta textura mantiene su boca saludable y reduce el mal aliento.

Por lo tanto, si eres de darle comida húmeda –para humanos– a tu mascota, te recomendamos que trates de ofrecerle pienso al menos dos veces por semana. Y no te olvides de comprar uno de buena calidad para que le ofrezca todos los nutrientes necesarios para fortalecer sus piezas dentales.

A su vez, ten mucho cuidado con los huesos de animales –pollo o vaca por ejemplo– que le das a tu mascota, ya que se pueden astillar y clavar en las encías, esto le causará lesiones, sangrados y dolores.

3. Elige sus juguetes

En las tiendas de mascotas o veterinarias puedes conseguir ‘golosinas’ que, además de servir como premio cuando tu perro se porta bien, son excelentes juguetes comestibles y buenos para su salud oral. Están confeccionados con ingredientes similares a los del pienso, y le ayudan a eliminar la placa y el mal olor.

Además, puedes comprarle juguetes de otros materiales –no comestibles– para que se entretenga, pero ten cuidado de que no sean dañinos para su dentadura en caso de que se rompan.

Los más adecuados son los de caucho natural o Nylon, porque favorecen la eliminación del sarro y, al mismo tiempo, fortalecen las muelas y los colmillos.

Video: Tip: 4 formas de limpiar los dientes a tu perro (Marzo 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send